Blog de un Blogger
Mantequillas Benefit

Hoy probé esta cremosa mantequilla de cashew vegana de las chicas de Benefit .

Supe de ellas gracias al grupo en facebook de Veganos y Vegetarianos, son un par de chicas que hacen mantequillas de nueces desde cero. Me vendieron 8 oz de esta delicia a $8, un poco caro pero este no es alimento necesario en mi vida y prefiero darme el lujo pagándole a ellas que a un gringo.
Actualmente hay tantas deliciosas opciones en 
Panamá que no extraño para nada el queso ni el cottage. 

Hice esto que imita un falafel, en vez de freírlo lo hice a la plancha, aunque no sabe como los falafel de los restaurantes está igual de rico.1 taza de harina de garbazos, comino, pimentón, pimienta, sal y una cebolla picadita. Se revuelve todo y se agrega 1/2 taza de agua. Luego de reposar por media hora lo pones en la plancha a fuego medio hasta que se cuaje, le das la vuelta y como en 10 minutos está listo.

Hice esto que imita un falafel, en vez de freírlo lo hice a la plancha, aunque no sabe como los falafel de los restaurantes está igual de rico.
1 taza de harina de garbazos, comino, pimentón, pimienta, sal y una cebolla picadita. Se revuelve todo y se agrega 1/2 taza de agua. Luego de reposar por media hora lo pones en la plancha a fuego medio hasta que se cuaje, le das la vuelta y como en 10 minutos está listo.

Japón: Reino de Personajes

image

Yo amo las cómicas pero mi única relación con el ánime son los recuerdos que tengo de Serena y Tuxedo Mask. Aún así fui a ver la expo del MAC llamada Japón: Reino de Personajes, donde tuve la suerte de recibir una visita guiada, gracias a la cual logré entender un poco más de esta cultura.
Iniciamos en 1950 en donde me presentaron a Ultraman y Astro Boy. Llegamos al siglo 21 en donde conocí caricaturas muy divertidas como Eagle Talon y Golden Eggs, entré en el cuarto de Hello Kitty y supe de la existencia de Hikonyan, Sentokun y Namisuke, mi favorito. Ellos son algunas de las mascotas que el pueblo japonés crea para conmemorar eventos o celebrar ciudades. Este comportamiento me pareció muy interesante.

En las salas también se muestran figurillas de colección, muchas de ellas sacadas de vídeojuegos. Hay también ánime artesanal, que algunos chicos pintaron en una actividad relacionada a la exposición.
Luego de mi breve visita a la Tierra del Sol Naciente bajamos al conversatorio ¿A dónde se fue el ánime en Panamá? Aquí si no les puedo contar mucho ya que no conozco del tema, no sé si fue imparcial y relevante pero pueden descubrirlo ustedes mismos buscando en internet el trabajo de sus expositores, Rosa Siu Fung y Rolando José Rodríguez.
Japón: Reino de Personajes estará montada en el Museo de Arte Contemporáneo hasta el domingo 23, les recomiendo un montón que vayan. Si quieren ver que opina la gente sobre esto busquen el hashtag #JaponMAC

PD: los comentarios de mi guía me dieron mucha curiosidad por Evangelion, la comenzaré a ver.

Tofú ahumado, almuerzo de domingo

Compré tofú ahumado en El Mercadito Biológico, a $8.61, un poco caro pero su rico olor se me antojó un montón.
Quería probarlo por primera vez poco procesado así que lo corté en cubitos, lo pasé por harina y en una sartén con un poco de aceite de coco lo freí hasta que estuviera dorado por todos lados.
Para acompañarlo elegí más berenjenas con cebollas, y brócoli al vapor, y luego salteado en aceite de coco con albahaca y ajonjolí, bañado en mi nueva salsa especial hecha con yogurt silk y un poco de tahini. Llamaré a esta salsa Dina, en honor a la gata.image

El tofú sabe muy rico, pero es extra firme y siento que necesita una salsita, como BBQ o agridulce, voy a buscar recetas en internet.

Montadito

Tosté pan alemán Organic Whole Rye de Mestermacher que venden en el Riba Smith a $2.70 y lo cubrí con ensalada de garbanzos con tomates secos y un poco de chucrut que compré en El Mercadito Biológico. Está coronado con berenjenas y cebollas que preparó mi madre.
Para los veganos el chucrut es una buena opción para mantener la flora intestinal saludable, ya que no comemos yogurt de verdad, ni kefir. El de esta marca tiene un olor muy fuerte, pero sorprendentemente tiene un sabor suave y muy rico, que va de maravilla con sabores mediterráneos.

Galletas Veganas hechas en casa

Basándome en la receta de Mayi Carles en The Heartmade Blog hice estas galletas veganas de chispas de chocolate.
imageHe sustituido el coco por linaza simplemente porque tenía coco y no linaza.
El aceite de coco lo dejé dos horas fueras de la refrigeradora para que se volviera líquido.
No conseguí chispas de chocolate sin leche así que compré una barra de chocolate negro marca Valor, sin ningún material animal en sus ingredientes, y lo partí en pedacitos con un hacha.
Vi harina de avena orgánica en Orgánica pero costaba casi $7 así que yo misma molí la avena en casa usando la licuadora :D

Resumiendo, la cosa es

1.5 taza de harina de avena
5 gramos de polvos de hornear
1 cucaharadita de sal
¼ taza de linaza dorada

Todo esto lo revuelves bien en un tazón, luego haces un volcancito y agregas los líquidos,

¼ taza de aceite de coco
1/3 taza de sirope de agave
1 cucharada de esencia de vainilla

Combinas todo muy bien, si es necesario le echas un poco más de aceite y después le tiras ½ taza de chispas de chocolate. Yo congelé las chispas porque la primera vez que hice las galletas se me derritieron.

Ahora en un molde engrasado con aceite de coco viertes la masa, obvio que si quieres haces galletas redonditas pero yo hago una gran plancha y luego la parto, como si fueran barritas de granola.
Ahora metes el molde en el congelador unos diez minutos, mientras tu horno se está calentando a 400 ºC.
Las horneas unos veinte minutos o hasta que estén doradas.

Recomiendo comerlas junto a un vaso de leche de avellanas de Pacific Foods.

PS: son libres de gluten*

Hice unas tortillas de avena con harina de maiz y chia y las acompañé con hummus de frijoles negros y pate de kalamatas

Hice unas tortillas de avena con harina de maiz y chia y las acompañé con hummus de frijoles negros y pate de kalamatas

White Chocolate Wonderful

Buscando mantequilla de almendra me topé con esta sabrosa ridiculez.image

Esta libra de felicidad cuesta $6.65 en Orgánica.
Tiene certificación libre de glute, vegana, no GMO y el aceite de palma que tiene es de fuentes sostenibles.
Se los recomiendo sobre pan de pasitas.

Anatema

Aquí les paso un cuento escrito por mi amiga Lili Mendoza, el mismo fue publicado en la edición de Octubre 2011 de Soho Magazine, y yo fui la modelo que lo ilustraba.

   *Toda mujer sabe que el día en que no se depila, algo sexual pasa.

Anatema

Primeros encuentros

No lo sabes. La batalla de otros fue por ti ganada.  No tengo voluntad sobre ti. Bajo vestido de algodón llevo algo para ti, envuelto en encaje. Sé lo imaginas, una vez metiste tus manos bajo mi falda. Tampoco te muestro, no lo permites; sólo tú comandas lo ingobernable. Te he dado poder para partirme sobre tu rodilla, el gesto sumiso conque premio tu acercamiento. Ya que no hablamos de estas cosas, compartimos cigarrillos y un plato de higos; hundimos los dedos en su centro dulce y despacio nos los llevamos a la boca. A veces tú también te metes en mi boca. Yo te dejo. Te pregunto por qué pones tu dedo entre mis labios. Sonríes y me llamas por mi nombre. Y puedes - también puedes - abrirme con una punzada larga de tu navaja, pero me das un higo y yo, me quito los zapatos.  

Desde el cosmos de tu sofá extiendes un brazo, tomas uno de los zapatos y lo acercas a tu rostro. Lo hueles. Y me clavas los ojos. Ahora ya tienes toda mi atención. Y lo sabes. Lo colocas lentamente en el piso.  Eres muy limpia, dices. No, no lo soy te respondo, pero no emito sonido. No, soy asquerosa y esa certeza yace tumbada de bruces en el angosto pasillo que nos separa.

No hablas mucho, hoy. Te levantas y te instalas frente a mí en tu  poltrona, porque es tu manera de negarme. Me observas para construirme el imperio de humo, y te viertes en una larga y densa bocanada. Me excita. Por si acaso, te lo digo. Te ordeno: De nuevo.

Y lo haces.

Debo la cesión de tu voluntad no a mis órdenes si no a tu inhabilidad para complacerme. Y esto - paradoja - es mi único placer. Quiero que me penetres, tú con tu voz y yo en tu oído como sucesión de ondas. A veces grabas mi voz con un extraño micrófono que posiblemente cuesta más de lo que gano en un mes y para ti, hablo. Te place. Me haces leerte versos de Pessoa.  Aún no sé qué haces con las grabaciones.

La tarde duerme y me voy, nuevamente, no sabiendo a ciencia cierta cómo es que te ganas la vida ni tus extraños rituales; miríada de  minúsculos sacrificios solitarios, todos con la complicidad de la pequeña bolsa de mano - negra - de la que no te separas y estás muy apegado. Nadie escrudiñará sus vísceras. No yo, que te sirvo. Te dejo con tus obsesiones y camino húmeda e intoxicada hasta que llames y vuelva a verte.

Encuentro cercano

Son las seis de la mañana. Guardas horario extraño, te levantas temprano y estoy convencida eres arquetipo Byroniano, doblegado como estás por rutinas y demonios; desespero e ideo cómo perturbarte. De lograrlo, desatarás sobre mi cuerpo la ira calma en que se cuecen tus noches. Hay tanto que no sabes. Viniste por mí tan temprano que no hubo tiempo para una ducha. Pero mis deseos yacen muy despiertos y tientan destino con mi desesperación.*  Así que aquí estamos, sentados en el sofá. Hablamos. Y me hablas y agotas mi tiempo tan preciado con la precisión tiránica que pones en todo, y te deseo.

Hoy, las órdenes son sencillas. Siéntate, escucha, haz. Obedezco. En la mesa del comedor has ido apilando libros; uno de ellos - rojo -, tiene tapas de cuero y se pronuncia en dorado Carl Jung, Psicología. Me aferro a él con lo que me queda de vida. Me inclino sobre la mesa, nariz sumergida en el cuero de la portada. Levanto mi trasero alto y dispuesto y te imploro. Pégame. Tomas el libro. No puedo pronosticar su trayectoria, pero mi cuerpo la espera, todo él nervios y fluidos. Tu brazo desciende con toda la fuerza de tu gentileza inusitada; mi peso colapsa sobre rodillas débiles que se quiebran bajo mi deseo. Me pegas de nuevo. Más fuerte. Colapso sobre la mesa, desapareces.  Vas al baño a enjuagarte la boca con listerine y cuando regresas – yo inmóvil, preguntas si estoy bien. Lo que pase a continuación sólo tú puedes decidir. Decides levantarme y me besas con torpeza, tu erección más dura que el golpe y estas cosas de entender y te siento electromagnético, hormigueo en mi trasero y húmedo el encaje. Te tengo tan cerca que veo tus pupilas contraerse  de deseo una, dos, tres veces. El enjuague bucal mató todo vestigio del aliento a cigarrillos mentolados con cuya memoria me masturbo y te odio. Lo arruinaste.  Caes de rodillas. Tus manos trabajan con destreza botón y cremallera, empeñado como estás en hundir tu lengua en mi silencio – te tengo –. Te ordeno que ceses. No me he bañado. Te ruego – dices- me dejes hacer lo que siempre desde que te conozco. Desde mis alturas te contemplo y me rebelo contra ti, Señor, porque no soporto tu pasividad, tú y nuestro universo en ruinas por la monstruosidad de saberme indigna de tu boca. Pero te deseo y podría venirme o llorar, es lo mismo; un torrente tibio e involuntario.  Así que elijo. Rara vez me permites libertades, pero extiendo mi brazo y te levanto. Tiemblo en mis zapatos y sólo entonces, otorgas mi premio. Me atraes hacia tu cuerpo con violencia y tu aliento es otra vez el que amo y me dices en tu voz privada ahora que estás arrecha, no te atrevas a cogerte a nadie más. Me vengo. Y te digo que este deseo tiene nombre, el tuyo, que ahora es Amo.

Rito

Te vas a perseguir tus rutinas. Clases de piano, me dices. Me temo son como el libro de yoga que me enseñas cuando te mueres de ganas, el que tiene complicadas ilustraciones de posiciones disparatadas con las que tratas de callarte el alma y – te dicen – encontrarás una paz en la que no crees.  Miedos y obsesiones nos corren en la vena. Me das un aventón, un paraguas y una biografía de César Borgia y te vas a la academia como si  el hombre de Jung fuese pornografía infame, risotada y hasta pronto, hasta cuando vuelvas a sacarla de debajo del colchón.  No me atrevo a tomar un taxi, mojada y fuera de mí como estoy. Me veo incapacitada para enfrentar a la humanidad por terror a que su contacto demuela el vórtice en que me absorbes, por espanto a que sus voces interfieran con la tuya, la única. 

Llego a casa y me tiendo desnuda en la cama. Huelo a ti, tu casa, tus cigarrillos, y te llamo hundiendo mis dedos tan profundo como te llevo, con la reverencia que daría a tu cuerpo si me lo ordenases. Pienso en ti, lejos en una extraña clase de piano donde vuelvo a ser sonido y me tocas y te imagino comiéndome -lengua, alma y saliva-, tus dedos que ahora son míos conversándome, tus pupilas un punto diminuto, última imagen antes del orgasmo.  

Llevo una vergüenza honda por las cosas que hicimos, y la única que no. Por tus manías extrañas, por pedirte una tarde que me amarraras al amplificador. Por la vez que confesaste miedo, por mi pasividad.  Hay tanto que no sabes. He logrado reconstruirte a partir del recuerdo de quienes te conocen. Y comprendo que fui antídoto contra el sopor de una vida impuesta, la complacencia o hipocresía que te entierran vivo mientras gritas bajo tus sábanas. Fui especie de anti yoga, yo la más grande de tus excentricidades, la aceptación muda de tu ira. No sé si comprendes la frágil condición que fuimos- cisma-; sirve tanto el amo como el siervo. De aceptarlo, no serían necesarios los paliativos a los que recurres en la soledad de tu cuarto, ni la larga procesión de hombres que no saben de mí lo que tú.

 Todos los derechos reservados.

1964 Arte, Politica, Panamá

En conmemoración al 50 aniversario del 9 de Enero en Museo de Arte Contemporáneo de Panamá creó la exposición 1964 Arte, Política. En esta no solo vemos obras inspiradas por este hecho sino muchos artículos, titulares, caricaturas, fotos que fueron noticia en aquella época.
image

Decidí ir un jueves al MAC ya que ese es el único día que están abiertos hasta las 20:00 y me encuentro que la entrada los jueves está a solo $1 porque son noches de conversatorio. Me tocó oír una Charla Magistral con mi nuevo amigo Mario G. Hudson sobre la música de protesta en Panamá. imageimageimageimage

Como en esa ocasión no tuve chance de ver mucho regresé otro jueves, en donde presencié el conversatorio Antes y Después del 20, donde Isabel de Obaldía y Angie Tryhane Singh hablan de sus obras, inspiradas en la Dictadura y la Causa Justa.imageimageimageLa expo estará hasta el sábado, y este jueves le toca a Rogelio Pretto presentar su arte con el conversatorio La paz nacional – tratado pictórico. Espero ir ya que sus cuadros aparte de ser hermosos, impactan .imageArte e historia a dólar, qué más quieres, un globo?image

Unido Coffee Roasters

Luego de mucha expectativa ha abierto Unido, un local que ofrece café panameño, tostado y molido por ellos mismos y preparado con el mayor cuidado para descubrir el mejor sabor de cada grano.
El lugar es amplio y bonito, cómodo.
Quise ser bienvenida por un capuccino con leche de almendras, $3.50 de amor. image

El café estaba en su punto y aun con mi opción de leche de almendras lograron una rica espuma. Luego pedí un veggie wrap de $8, el mismo incluye queso de cabra que pedí que obviaran y así hicieron. La orden viene acompañada por mafá o platanitos, no se ve muy grande pero creánme que llena bastante, aun cuando la tortilla no es  muy gruesa. Los vegetales están salteados con pocos condimentos pero son tan frescos que no necesitan más que un poco de aceite de oliva para sorprenderte.
image

image

Luego del éxito rotundo de mi elección decidí pedir un frappé para llevar, de chocolate blanco y también con leche de almendras. ¡La indulgencia perfecta! Esos fueron los $4.50 que alegraron mi camino a la oficina.

Les cuento que otras opciones para desayunar son empanadas, tortilla de huevo, waffles y un BLTA que incluye aguacate. Además hay neveras en donde se muestran unas tentadoras ensaladas de pasta, jugos de Life Blends, cervezas nacionales e importadas y otras bebidas. Tienen productos a la venta, como chemex, french press; tshirts, tote bags de la marca y una súper keeping cup que por $15 te dan un pour over; wifi, libros para que te entretengas y unas mesas afuera que te permiten venir con tus mascotas.
Ya aceptan tarjetas y tienen estacionamientos disponibles.
Deberías ir YA e invitarme un café Unido.
image

Ningún animal debería trabajar para darle ganancias al humano, menos animales grandes, salvajes y en extinción. #CircosSinAnimalesPTY

Ningún animal debería trabajar para darle ganancias al humano, menos animales grandes, salvajes y en extinción. #CircosSinAnimalesPTY

Ballet Coppelia en el Musicalión

Anoche inició el Musicalión, evento realizado en el Parque Omar en conjunto con el INAC y el Despacho de la Primera Dama.

(Foto por Agustin Goncalves)
Todas las actividades son gratuitas y al aire libre, yo asistí a la presentación de Coppelia, del Ballet Nacional de Panamá con la ayuda del coreógrafo ruso Vasily Medvedev. Estabamos citados a las 7 pm pero la función comenzó con 40 minutos de retraso.
La música no era en vivo, pero es perdonable ya que los 60 artistas sobre las tablas compensaron eso con una excelente presentación, no sé mucho de ballet pero aseguro que al ojo de los mortales no hubo errores ni demoras notables. Personalmente me parece que Solieh Samudio, bailarín estrella de esta obra se destacó, sus saltos y vueltas me sorprendieron mucho.
Hoy jueves 23 de enero es la segunda y última entrega de este baile. Les recomiendo ir aunque no sean fanáticos del ballet, a disfrutar de la brisa veraniega.

Otras actividades interesantes son la clase de yoga y la presentación de la Orquesta Sinfónica Nacional.
En cuanto a la logística y seguridad no vi ningún problema, entre los bebés y los SPI la gente se comporta, También había puestos de comida, como de El Burger Bar y Kona Ice. Algo que sí deben mejorar es el uso de señalizaciones indicando como llegar al Anfiteatro. Si pueden no vayan en auto, el estacionamiento del Parque Omar se congestiona mucho.

If you want to learn what someone fears losing, watch what they photograph.
(via hattiewatson)